¿Para qué sirve el pago de las contribuciones?


El Impuesto Territorial o las contribuciones son de exclusivo beneficio municipal y constituyen un ítem muy importante para el financiamiento de sus planes de desarrollo. La gran mayoría de las comunas aporta el 60% al Fondo Común Municipal (FCM), con excepción de las comunas de Santiago, Providencia, Las Condes y Vitacura, que aportan el 65% de este impuesto al fondo común. Estos recursos se distribuyen entre las comunas según factores como el nivel de pobreza que registran y la cantidad de predios, existentes en ellas, que no pagan contribuciones, entre otros. El 35% o 40% restante de la recaudación queda en los municipios de las comunas que generan estos recursos, vía pago de contribuciones.

La recaudación del Impuesto Territorial se destina al financiamiento de bienes y servicios que mejoran la calidad de vida de los habitantes de las comunas, permitiendo a los municipios realizar avances en áreas como programas sociales, alumbrado público, áreas verdes, zonas de recreación, entre otras:


Alumbrado Público


Parques y
Áreas verdes


Zonas de recreación


Infraestructura


Equipamiento


Programas Sociales

¿Cómo se determina el monto del impuesto territorial?

Para determinar el monto de las contribuciones, se considera el avalúo de la propiedad y las eventuales exenciones asociadas. El monto anual de este impuesto se divide en 4 cuotas normales, con vencimiento en abril, junio, septiembre y noviembre.