El beneficio para el adulto mayor consiste en una rebaja del pago de contribuciones de un 50% o 100% dependiendo de su nivel de ingresos.